Asumió Bruschi como jefe de policía de Rosario

El comisario mayor Luis Omar Bruschi, hasta el jueves subjefe de la policía rosarina, se transformó ayer en el nuevo jefe de policía de Rosario. La subjefatura quedó en manos del comisario Inspector José Luis Amaya. Así, ciento tres días después de haber asumido el doble rol de sub jefe de la policía de la provincia de Santa Fe y jefe de la UR II, el comisario Raúl Ardiles dejó Rosario para ejercer la subjefatura de policía de provincia.

“Es un corrimiento que estaba previsto. El comisario Ardiles fue puesto en funciones en Rosario por 90 días y ese plazo se cumplió”, dijo ayer, tras la asunción de la nueva cúpula rosarina, el jefe de la policía de Santa Fe, comisario general Omar Odriozola.

Si bien Ardiles asumió formalmente la jefatura de la policía de Rosario el pasado martes 26 de febrero, había comenzado a conducir la fuerza desde principios de ese mes cuando el entonces jefe de la UR II, Walter Miranda (actualmente en San Lorenzo), tomó licencia. Su desembarco tuvo una justificación oficial y una lectura informal. Desde el gobierno provincial se insistió con que esas modificaciones fueron la puerta a una profunda reforma que derivará en una nueva organización de la fuerza santafesina: ya no habrá más 19 unidades regionales sino cinco conducciones zonales, una por cada nodo.

Eso conllevará el pase a retiro de un centenar de jefes con 30 años de servicios que deberán ser reemplazados por alguno de los 18.500 efectivos que tiene la fuerza. Muchos jefes policiales emigraron de Rosario a regionales vecinas como, por ejemplo, San Lorenzo. La lectura informal fue que se trató de una intervención sin esa denominación.

Así, por segunda vez en el año, el salón Héctor Hermida de la Jefatura fue dispuesto para una nueva asunción. El acto estuvo encabezado por el secretario de Seguridad Pública, Matías Drivet, y por el jefe de la policía de provincia, Omar Odriozola. En un acto breve fue puesto en funciones el comisario mayor Luis Omar Bruschi, quien durante años estuvo en la escuela de cadetes y su anteúltimo destino fue UR XVIII, del departamento San Martín. Secundado por el inspector José Luis Pepe Amaya, un oficial que pasó por el Cuerpo Guardia de Infantería, Asuntos Internos, fue responsable de Administración y Finanzas de la UR II y pasó a ser el número dos de Rosario. Ahora habrá que esperar si se producen cambios en los mandos intermedios.

Fuente: La Capital